Aporta2014 o el escepticismo del openData

Escrito por Rafa Ayala

21 de enero de 2014

Ayer dia 14 tuvo lugar el Encuentro #Aporta2014 organizado por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo de España. Esta nueva edición contaba con ponentes de altura y con unas mesas de trabajo muy interesantes. Vamos a resaltar las ideas mas interesantes que se produjeron.

En la presentacion política del acto, Maria Esther Arizmendi. Directora Gral. de Modernizacion admistrativa, procedimiento e impulso de la administracion electronica (Ministerio de Hacienda y Administraciones Publicas), señalo como la reciente aprobada Ley de Transparencia, debe servir para “comprobar y compartir”. Nos gustan estos conceptos porque nos llevan a la responsabilidad publica.

Si entramos de lleno en la materia del evento, cabe destacar el hecho de que, en la primera mesa, denominada “Expansión y sostenibilidad en las iniciativas de datos abiertos”, se puso de relieve la importancia de la formación del funcionario y su implicación profesional. A este respecto, Antonio Ibáñez, de la Junta de Castilla y León, apunta dos cuestiones básicas:
– la primera, relativa a que la Administración Pública debe tener una actitud abierta a ideas e iniciativas de otros sectores privados, universitarios, etc.
– la segunda, referente a la liberación de datos, apunta a que, debido a los medios de la Administración, debe priorizarse la utilidad en la apertura de nuevos datos, haciéndolo siempre con sentido común y en base a una funcionalidad práctica.
En la misma línea que Antonio Ibáñez, causó también la admiración del público el trabajo que se está realizando en el Ayuntamiento de Zaragoza. María Jesús Fernández, explicó cómo la transparencia es una política transversal, abordando la reutilización como una mejora del sistema de opendata (de hecho, este Ayuntamiento tiene un registro de reutilizadores) En conclusión, y según María Jesús Fernández, la reciprocidad es un activo muy importante.

En la Mesa de “Cultura del dato abierto”, se criticó la multitud de portales de opendata o transparencia que luego no son tales. Alberto Ortiz de Zarate apostó por la cultura de abrir datos como premisa (ALORZA.NET). Finalmente puso de relieve el hecho de que Europa incide más en una transparencia de corte económico, frente a LATAM, que hace más hincapié en el enriquecimiento democrático a través del gobierno abierto.
Continuando con el evento, interesantísima fue la presentación de González Yanes. Desde el Instituto de Estadística de Canarias son conscientes de que los datos se pueden reutilizar por empresas del sector TICs y de cualquier otro sector. Según González Yanes, un instituto de estadística debe servir primordialmente para montar una infraestructura de datos que sirvan para reutilizarse.

Cerró la mesa David Cabo, (CIVIO) con su obsesión por liberar los datos del Registro Mercantil de manera gratuita y con su crítica, muy aplaudida, sobre la no existencia de una política de opendata en España, siempre desde su punto de vista de reutilizador escéptico. Amen David. Desde la mesa de “Interoperatibilidad”, y en boca de José Luis Roda, director del Proyecto opendata Canarias, se dejó claro que el día a día de la Administración es un peligro, puesto que, si queremos instaurar una política de opendata, debe haber un grupo de trabajo exclusivo para ese cometido. Por su parte, Antonio F. Rodriguez, del CNIG, volvió a incidir en que los datos que se abran deben tener una utilidad y manifestó que “la calidad ancla los datos a la realidad”. La homogeneización de la Directiva Inspire es un ejemplo. Creo que en eso todo el mundo estuvo de acuerdo.

La última mesa de la mañana abordaba el valor económico de los datos. Los ponentes, en esta ocasión, fueron muy voluntaristas porque pecaron de optimismo frente al escepticismo de Cabo. En todo caso, sí que es cierto que los datos generan productos y servicios comercializables, aumentando la facturación de las empresas del sector. Como dijo Alberto Abella de ROOTER, en España se ha producido un cambio abrupto en los últimos dos años: de 2011 a 2013 hemos pasado de un 84% a tan sólo un 21% de datos con licencia para su no reutilización comercial. Abella es Presidente de OKFN España.

Para cerrar esta entrada nos quedamos con la frase de la mañana, pronunciada por José Luis Marín, de EUROALERT:
“Los datos son como el petróleo, sucio y difícil de extraer”

El programa del encuentro #APORTA2014 aquí.

Artículos relacionados

Los datos abiertos, clave a la hora de escoger tu nuevo hogar

Los datos abiertos, clave a la hora de escoger tu nuevo hogar

Los datos abiertos pueden ayudarnos a tomar decisiones clave en el día a día de manera informada, contrastada y a través de evidencias. La cantidad de servicios basados en datos que tenemos a día de hoy ha crecido a un ritmo inesperado, pero, sin embargo, en muchas de...

Pin It on Pinterest

Share This