/

#MedirelGobiernoAbierto Entrevista con Olga Ramírez Hernández

Seguimos reflexionando sobre cómo se vio alterada la gestión de recursos humanos, en un contexto de gobierno abierto, junto con Olga Ramírez Hernández, técnica en la Generalitat de Catalunya y presidente de la Asociación Catalana de Gestión Pública Catalana.

En primer lugar, comentamos cuáles son los puestos de trabajos que dejaron de ser necesarios y cuales se convirtieron en imprescindibles. En ese sentido, como ejemplo, mencionamos el caso de Catalunya que cuenta con planes estratégicos para la implementación del gobierno abierto. Estos alcanzan la gestión de recursos humanos. En el conjunto de perfiles que se han creado por o para la implementación de políticas de gobierno abierto, se destacan más que nada los técnicos. Se puede destacar el técnico en participación ciudadana, el técnico de datos abierto y el técnico de transparencia. Estos perfiles se han creado en todos los niveles del gobierno, por el carácter transversal de gobierno abierto. Dependiendo del nivel de gobierno, se asignarán las funciones correspondientes para alcanzar los objetivos de ese organismo. Por ejemplo, a nivel autonómico, la Generalitat asiste a los municipios.

En lo que refiere a habilidades o competencias que se volvieron necesarias, y en particular para temas de transparencia, se precisan expertos en derecho administrativo. Pero esto difiere respecto de las necesidades para la implementación de proyectos de datos abiertos. Curiosamente, los datos abiertos precisan de hackers, activistas sociales y no tan curiosamente, periodistas de datos. Estos perfiles se están incorporando a la administración pública. Finalmente, para temas de participación, se precisan dinamizadores sociales.

Ahora bien, también existe un perfil más general en temas de gobierno abierto, que aporta competencias digitales, tratamiento de información; muy polivalente.

Sobre perfiles que han desaparecido, resulta difícil mencionar uno. Pero sí se destaca que algunos han mutado. Olga sugiere que ello se debe queda pendiente un estudio de necesidades que permita indicar cuáles perfiles pueden ser prescindibles. En este sentido, la rigidez propia de los recursos humanos para todos los sectores de la administración, previene que estos se adopten a nuevas tendencias transversales.

En forma complementaria, comentamos las tendencias en capacitaciones sobre gobierno abierto. Diferentes agentes hicieron capacitación en Catalunya. Se destaca el rol de la Escuela de Administración Pública de Catalunya. Este rol también se destacó en otras comunidades. Desde ese ámbito, se organizaron cursos para funcionarios. Los receptores de las capacitaciones, en Catalunya, han sido tantos ciudadanos como funcionarios. Hay una demanda de capacitación muy importante por parte de directivos públicos y cargos electos, de áreas que no se relacionan con el gobierno abierto. Los planes estratégicos introdujeron elementos de planificación de capacitación sobre gobierno abierto.

En este punto, retomamos lo conversado con Javier Arteaga sobre como la capacitación debería apelar a generar una conexión emocional con los temas de gobierno abierto, para que haya convicción tanto en la ciudadanía como en los funcionarios y directivos de la necesidad de implementar estas políticas en forma continuada y sustentable.

Por último, sobre la sensibilización, Olga destaca que el Síndico de Cuentas de Catalunya, indicó que son necesarias más campañas de sensibilización. Olga destaca el caso de MediaLab Prado (https://www.medialab-prado.es/).

Como corolario, Olga sugiere un cambio en la estrategia de capacitación de la Generalitat de Catalunya, con evaluación del desempeño como complemento. En ese contexto, debe priorizarse al directivo público para que este dé el ejemplo.

Previous Story

#MedirelGobiernoAbierto Entrevista con Javier Arteaga

Next Story

#MedirelGobiernoAbierto Entrevista con Miquel Salvador